EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Las altas esferas nos miran con paternal complacencia. De lo que no son conscientes es de que nosotros, pequeños y escasos asteroides en plena explosión demográfica, cuando giramos a su alrededor, no lo hacemos dócilmente. Les escrutamos, les estudiamos. Una y otra vez. Aunque ya tengamos demasiado vistas sus superficies leprosas y salpicadas de chancros sifilíticos. Simplemente nos estamos reproduciendo, poco a poco. Estamos esperando el momento ideal, que acontecerá el día más pensado, cuando a la ocasión la pinten con rastas hasta la mismísima culera, para lanzarnos sobre sus sorprendidas caras. Algún día caeremos como hierros al rojo vivo sobre sus cordilleras podridas. No habrá coordinación, será una lluvia ácrata, un chubasco irregular y Aleatorio, sin una política definida. POR FIN.

Nuestros cerebros serán meteoritos de todos los colores. Eso es lo de menos. Caeremos a su derecha, a su izquierda, en sus bancos y en sus politburós. En sus templos, en sus logias, en sus sedes del partido, en sus Casas del Pueblo. Lapidaremos mentalmente sus Cuarteles Generales, sus centros de comunicaciones monodireccionales. Pianos de Jerry Lee Lewis sin teclas berreando silenciosamente "Great Balls of Fire". Eso seremos.

Pero mientras tanto, seguimos aumentando la familia. Se engrosa el cinturón. Es una batalla entre la mitosis asnal y la del pensamiento auténticamente libre.

Y se acabó el "si Dios quiere". Habremos de querer nosotros. Porque, llamadme loco, eso es lo que creo que Dios quiere: mujeres, hombres, personas actuando por sí mismos... con el pensamiento verdaderamente libre.

Firmado: una bomba nuclear tranquila.

martes, enero 17, 2006

Tino Casal (1950-1991)

Este año, que se nos antoja tan lleno de aniversarios con sus consiguientes celebraciones, se cumplirán quince años de la muerte de uno de los más importantes compositores españoles de la segunda mitad del siglo XX: Tino Casal. Nadie o casi nadie se acordará de él, pocos recuerdan sus canciones, por culpa de una crítica que le odió y le hizo desaparecer casi totalmente del panorama musical español. Pero sólo él, sólo él podía dedicarnos canciones como éstas. He puesto en negrita mis estrofas preferidas.
DESTINO CASUAL
Preguntas por mi vida
y ya lo ves
es todo relativo
el éxito también.
No creas que con tanta promoción
se me ha subido el pavo
o me he vuelto un cabrón.
No soy un elegido
no busco el amor fácil
ni sufro por placer.
De pelas voy tirando
de amores fracasando
el resto tú lo sabes bien.
Soy solo un hombre más
un pobre diablo más,
ante el espejo me pregunto
¿Que hago aquí?
Sin prisas por triunfar,
sin miedo a fracasar,
algo cansado
ya que tu no estas aquí.
Preguntas por mi vida
y ya lo ves,
tras tanto sufrimiento
las cosas me van casi bien.
Soy el mejor amigo
de todos mis amigos,
y es mi mayor placer.
Tus cartas no han caído
en ningún saco roto,
tampoco en el olvido.
Soy solo un hombre más
un pobre diablo más
que miro al cielo y me pregunto
¿Que hago aquí?
Sin prisas por triunfar,
sin miedo a fracasar,
algo cansado
ya que tu no estas aquí.
Soy un rebelde más,
busco felicidad
cuando la encuentre
me acordaré de ti.
Como un rebelde más
hambriento de algo más
un hechicero con un desTINO CASuAL.

3 comentarios:

eliadosom dijo...

Tempus fugit. Carpe diem. ¿Has pensado en hacerte multimedia como TINO?

Didacus_Skanderberg dijo...

Ya lo soy: pésimo escritor, inservible poeta, potencial músico prescindible... Acabaré siendo deleznable actor, además. Y político odioso.

eliadosom dijo...

No seas tan duro contigo mismo, todos creemos que eres la mejor poetisa en Neoatlante.