EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Las altas esferas nos miran con paternal complacencia. De lo que no son conscientes es de que nosotros, pequeños y escasos asteroides en plena explosión demográfica, cuando giramos a su alrededor, no lo hacemos dócilmente. Les escrutamos, les estudiamos. Una y otra vez. Aunque ya tengamos demasiado vistas sus superficies leprosas y salpicadas de chancros sifilíticos. Simplemente nos estamos reproduciendo, poco a poco. Estamos esperando el momento ideal, que acontecerá el día más pensado, cuando a la ocasión la pinten con rastas hasta la mismísima culera, para lanzarnos sobre sus sorprendidas caras. Algún día caeremos como hierros al rojo vivo sobre sus cordilleras podridas. No habrá coordinación, será una lluvia ácrata, un chubasco irregular y Aleatorio, sin una política definida. POR FIN.

Nuestros cerebros serán meteoritos de todos los colores. Eso es lo de menos. Caeremos a su derecha, a su izquierda, en sus bancos y en sus politburós. En sus templos, en sus logias, en sus sedes del partido, en sus Casas del Pueblo. Lapidaremos mentalmente sus Cuarteles Generales, sus centros de comunicaciones monodireccionales. Pianos de Jerry Lee Lewis sin teclas berreando silenciosamente "Great Balls of Fire". Eso seremos.

Pero mientras tanto, seguimos aumentando la familia. Se engrosa el cinturón. Es una batalla entre la mitosis asnal y la del pensamiento auténticamente libre.

Y se acabó el "si Dios quiere". Habremos de querer nosotros. Porque, llamadme loco, eso es lo que creo que Dios quiere: mujeres, hombres, personas actuando por sí mismos... con el pensamiento verdaderamente libre.

Firmado: una bomba nuclear tranquila.

lunes, diciembre 17, 2007

Acerca de Silió

Bien, tras casi un mes alejado del mundo del blog, aquí vuelvo portando un pequeño retazo de nuestra querida cultura popular cántabra, ¡extraído de la Wikipedia de mis amores! La cosa va de Silió, ese bonito pueblo del Val d'Iguña bastante cercano a Cieza famoso no sólo por la Vijanera (notar que en Cieza se celebró también hasta 1957, creo), sino por el episodio que se pasa a narrar a continuación. No sin antes gritar orgullosos ¡ARRIBA SILIÓ, CON BURROS Y TO!
"Acerca sus habitantes se suele decir: "eres más burro que los de Silió... que subieron el burro al campanario". Esta afirmación si bien es parte de un suceso constatado, no fue realmente así. Antiguamente por las fiestas de San Facundo y San Primitivo (27 de noviembre), los Mozos formaban una torre con los "rodales" de las carretas que conseguían por el pueblo. Esta "pirámide" era construida en la plaza de la "Reguera" junto a la iglesia.
Coincidió que por esas fechas un Comerciante pasó por el pueblo para vender pimentón dada la cercanía en fechas de la matanza del cerdo. Un grupo de Mozos se encargó de pasearle por todas las tabernas, mientras otros pintaban al negro borrico que traía de un blanco impoluto. A continuación lo ataron por las patas encaramando al animal en el rodal que formaba la cúspide de la
torre.
Cuando el "Pimentonero", después de secar todas las barricas, preguntó por su compañero de viaje; la gente le dijo que le habían subido a la torre, entonces el hombre matándose con la razón respondía que no, que el suyo era negro y aquel era blanco. Tal fue la fama de dicho relato que trascendió los límites del pueblo, del valle e incluso de la región. Como suele ser habitual cada interlocutor añadía su parte a la historia con lo que esta terminó deformándose y en lugar de explicar la desconocida tradición de la torre de rodales explicaban que tubo lugar al lado de la
iglesia.
Con el tiempo el mito derivó en que los mozos subieron el
burro al campanario (únicamente tienen espadaña). Para añadirle más sorna al suceso, alguno contaba que era con objeto de aprovechar los tiernos brotes de hierva que brotaban en lo alto; mientras que el animal a medio camino sacaba la lengua no debido a la soga que lo apretaba, si no relamiéndose de tan apetitoso bocado."
NOTA: No me hago responsable de las múltiples faltas de ortografía que se puedan encontrar. Estoy muy vago para corregirlas. Bueno, y para más cosas.

jueves, noviembre 22, 2007

Reclamando

Pocas cosas gustan tanto al nacionalismo garrafonetti como reclamar. En la inmensa mayoría de los casos suele salirle gratis, y es la fuente de alimentación principal de estas ideologías. Mediante la petición de derechos, competencias, autogobierno y territorios, la voraz máquina política del nacionalismo nutre sus depósitos como único modo de funcionamiento. Como si de una motocicleta se tratase, en el momento en que se queda sin combustible de este tipo, el nacionalismo sabe que perderá el equilibrio y que caerá, inmóvil, sobre el asfalto de la historia. Ningún nacionalismo se conforma con lo que tiene, y, por ser un hábito altamente adictivo, cuanto más se reclama, más se quiere, más se desea. Independientemente de que el nacionalismo sea separador o unificador. En este último caso es más comprensible a todas luces, que no por ello lícito. Ciertamente, el unionismo nacionalista pretende englobar en un solo Estado todos aquellos territorios que considera habitados por un mismo pueblo o grupo étnico. En verdad no hace falta ser un genio para saber esto. Pero en el caso del nacionalismo separatista, además de buscar la progresiva separación de un Estado que, según aquél, oprime y aculturiza, con frecuencia trata de expandir sus fronteras originales hasta límites insospechados.

Verbigracia. Por si resultaran ya no poco delirantes las aspiraciones independentistas del nacionalismo vasco (encabezado por su Gobierno) respecto de su territorio actual, esto es, la Comunidad Autónoma Vasca, sus apetencias, que desde hace años se centran en el antiguo Reyno de Navarra, se extienden ahora desvergonzadamente a muchas otras zonas de España. Los figurines y figurones nacionalistas han puesto ya hace tiempo sus ojos en el cántabro Valle de Villaverde y en el Condado de Treviño (enclaves ambos situados dentro del territorio vasco), y ahora, con total impunidad y chulería, se abalanzan sobre territorios limítrofes y otros que no lo son tanto. Se alzan ya dentro del nacionalismo vasco voces (mejor, berridos) que reclaman la anexión de Castro Urdiales, Ontón y otras localidades del Este cántabro, otras del Norte de Burgos (Miranda de Ebro), la completa o casi total anexión de La Rioja (Errioxa para estos pipiolos… ¿y yo tengo que escribir Gipuzkoa para no ofenderles? Anda y que les den por el culo), y zonas de Huesca, ya en pleno Aragón. Eso sin contar tal cantidad de territorios en el Sur de Francia que estaría enumerándolos hasta pasado mañana. La novedad: ahora quieren Aquitania (Akitania, según estos maestros de la normalización lingüística). Vamos, que se han puesto a reclamar territorios hasta que se han aburrido. ¿Sus argumentos? Muy variados, eso sí. Desde el prehistoricismo más zoquete, pasando por la pertenencia durante unos cincuenta añitos de ciertas tierras de las antes citadas a su soñada Patria Vasca, al clásico y patético argumento demográfico. O todos combinados, qué coño. No será por falta de variedad. Lo cierto es que si sus pajas mentales se llevaran a la práctica, les iba a salir un pedazo de país que ya quisieran los albanokosovares (menudos aficionaos a su lado).

Pero los rebuznos no sólo se dejan sentir por esa parte de España. Aunque con menos intensidad o un poco más de pudor, los borricos hispánicos entonan sus asnales himnos por doquier. En Galicia, uno de los partidos en el gobierno, quiere zamparse buenos trozos de Asturias, León y Zamora, “porque allí hay gente que habla gallego”. Tócate los cojones. Reclamemos unos cuantos cantones suizos y otras zonas de Centroeuropa, que allí hay mucha gente que habla castellano. El nacionalismo asturiano, por supuesto, no se quiere quedar atrás en la carrera de la chorrada reclamante. Se quiere ciscar todo el Norte de León y Liébana (“Llébana”), en Cantabria. Los naziokas leoneses, por su parte, desean reinstaurar el antiguo Reino de León (“Llïón”) anexionándose Zamora, Salamanca, partes de Extremadura y, en Portugal, Miranda de Duero. En cuanto a los comuneros castellanos, sus fantasías sexuales desbordan lo imaginable: quieren Cantabria, La Rioja, todo el antiguo Reino de León, Utiel y Requena, la Comunidad de Madrid, y algunos hasta Murcia. No, si por pedir que no quede. Los nacionalistas aragoneses no sé qué querrán de momento, pero sus deseos de extender la “fabla” no tienen desperdicio en materia humorística. De los nacionalistas catalanes ya conocemos sus delirios patrióticos: el Rosellón, las Baleares, la Comunidad Valenciana y, la reclamación estrella, la ciudad de Alguer en Cerdeña. Los nacionalistas andaluces, muy resentidos ellos, aparte de dedicarse a intentar reconstruir la antigua Al-Ándalus, andan muy atareados en convertirse (reconvertirse, según ellos, pobres ignorantes), a esa secta repugnante que es el Islam. Los naziokas extremeños y los murcianos no han elaborado aún demasiadas teorías con las que reírnos un rato. Por el momento, ya andan intentando reconstruir sus “lenguas nacionales”, el castúo y el panocho, respectivamente. Ánimo…

Y qué decir del nacionalismo cántabro. Para mí el más divertido, por eso de tenerlo en casa. Aparte de ser ridículamente minoritario, no crean ustedes que no tiene sus ansias expansionistas. Entre sus apetencias, la Montaña Palentina, Espinosa de los Monteros, Aguilar de Campóo, las Encartaciones, y el Valle del Mena. Casi ná. Por no olvidar aquella consigna tan graciosa en su época: “del Sella al Nervión, Cantabria es Nación”. Y lo peor es que se creen lo que dicen. Festival del humor.

Reclamad, reclamad, malditos. Un poquito más y conseguiréis entre todos que definitivamente España sea una llanura llena de hienas y/o chacales. Que Xirinacs, Arana y Blas Infante os guíen desde los cielos.

Amén.

martes, octubre 23, 2007

Dedoereto

Tras limpiarme las legañas a una hora tan temprana como las siete y cuarto de la tarde, y tras oír los aporreos impenitentes de mis compañeros de pasillo de la residencia, he accedido a acompañarles a comprar "la cena" de esta noche (el rancho oficial era "arroz tres inmundicias" y "filete de -pez guarro- trucha"). El lugar de compra: el Alcampo (qué desgraciados los gabachos, para que no se note que es francesa, en Auchan han procedido a traducir literalmente al castellano el nombre, al menos lo más parecido a la transcripción fonética). La compra: pan de molde chungo, zumo chungo, un kilo de salchichas chungo, mortadela chunga, queso en lonchas chungo, chorizo chungo. Esto es, todo ello perteneciente a la marca por nosotros denominada "Dedoereto". El logotipo de esta marca consiste en una mano con el dedo pulgar levantado hacia arriba, en plan "Nerón, pedazo de nenaza", sobre fondo generalmente verde. En los envases pone poco más que los ingredientes y el valor nutricional. No suele especificar el fabricante. Eso sí, todo muy barato. Y, además, ni demasiado bueno ni demasiado malo. Para que lo consumas y te dure mucho tiempo, como debe ser.
Me han hecho siempre gracia esas marcas baratas que tratan de imitar a las "de toda la vida". Son muy baratas, sí, pero por lo general, su calidad es tan baja, que nadie las compra con cierta regularidad. Y no digamos cuando tratan de ser deliberadas imitaciones. De vermouth y bebidas alcohólicas similares. ¿Y qué decir de los suculentos caldos de la marca "Dia", por ejemplo? En un bar de Santander, aparte de cobrarnos 6 euros la botella, nos pusieron una tal "Condenoble", que por el sabor merecería llamarse mejor "Condenable". Y qué portada, se veía a un torero haciendo una verónica a un morlaco bastante aburrido.
En fin, siempre nos quedará el "Hacendado" de Mercadona.
Perdón por las publicidades. Me vuelvo a estudiar.

martes, septiembre 25, 2007

Yo el primero

Que para encontrar buenas noblezas entre los refajos de esta España guarra, sucia y chabacana hacen falta mucha paciencia y buena voluntad, lo sabemos la inmensa mayoría de los que aún vislumbramos una tímida esperanza de salvación de este pueblo de sinvergüenzas, resentidos, envidiosos, hipócritas y cobardes. Y yo el primero.

Bien saben quienes me conocen que no me caracterizo por un optimismo rampante e irradiador. Y la situación actual de la sociedad española y occidental en general no es que contribuya mucho al cambio de mi pensamiento. No es la primera vez que lo digo, ni será la última: cinco años doy de plazo para que “esto” despierte, se mueva, se quite la roña infame con la que se ha cubierto despreocupadamente en los últimos veinticinco años. La basura progre, anticristiana y antioccidental que hemos amamantado cariñosamente desde mayo de 1968 (de Francia tenía que venir, cómo no), se encuentra en su apogeo, detentando (que no ostentando) el poder que le ha conferido no ya la minoría que les apoya, sino el aborregamiento, acojono, miedo o connivencia de la sociedad. Y yo el primero.

Nos da miedo expresarnos. Nos da reparo exponer unas ideas que incluso a nosotros, a fin de cuentas, nos abochornan. Nos da miedo organizarnos, sacudirnos el yugo de lo políticamente correcto. Se desprecia el historicismo, el racionalismo más prostituido se alza en lo alto del podio del mundillo pseudointelectual, se caga soezmente sobre el liberalismo esperando que del abono resultante salgan flores, se llama fascismo a todo pensamiento disidente, nos introducimos sin quejarnos en el intestino democrático centenares de solitarias y lombrices que nos matan lentamente. Sonreímos estúpidamente al notar el dolor. Y yo el primero.

Observamos sin pestañear cómo el resto de las civilizaciones, en una mezcla de burla, desprecio y victimismo, nos patean y debilitan, y ensucian nuestro legado. Con la inestimable ayuda de la quinta columna que albergamos y protegemos con mimo desde nuestras casas. ¿Es que hay que esperar a que nos agredan directamente para reaccionar? Mientras tanto, el “es culpa nuestra” o el “algo habrán hecho”, se pasean por los pensamientos de la mayoría, dirigidos férreamente por la directriz básica del “mejor no nos metamos en problemas, si se tercia que lo hagan otros, aquí desde el tendido, en el mejor de los casos, asentiremos aprobando sus actos”. Somos muchos, pero pocos dan el paso esencial de luchar por sus derechos. Se opta por dejarse llevar por el curso de los acontecimientos, a bordo del crucero de lujo a la deriva que es el Estado de Bienestar. La tripulación, esos partidos políticos más preocupados por la Memoria Histórica, el matrimonio homosexual o la aprobación de aberrantes Estatutos, se desentienden del iceberg a proa, de los corsarios que lanzan sus garfios sobre cubierta, de las bombas activadas en el cuarto de calderas. El pasaje se calla y sigue bailoteando en el salón, viendo la tele o dándose chapuzones en la piscina. Aunque de vez en cuando a alguno lo tiren por la borda, le roben la cartera o pongan patas arriba su camarote. Cada uno a lo suyo. Y yo el primero.

Mientras la mugre social campa a sus anchas por ciertas regiones de España, intimidando y chuleando a gran parte de la población que allí vive, controlando todos y cada uno de los resortes del poder, ¿qué hace el pueblo español? Engullir su comida basura para, al tener la boca llena, encontrar una buena excusa para no decir ni pío. Cualquier organización o colectivo concienciado es víctima de su acomplejamiento y estalla en decenas de micropartidos personalistas y fácilmente ridiculizables, rechazados y marginados por el resto. Entretanto, la mugre, el “lumpen” se organiza y compacta con una velocidad alarmante. ¡Viva la pasividad!

Y ahí está el pueblo español, el pueblo europeo. Alejado (cada vez menos) del meollo, viendo, oyendo y callando, agarrándose como puede la cartera y los billetes de avión a Punta Cana, rechazando trabajos “que ya harán los inmigrantes”. Fumando del porro de los desentendidos. Y yo el primero.

jueves, septiembre 13, 2007

Alexander Solzhenitsyn

"¿Saben ustedes lo que es una dictadura? Los españoles son absolutamente libres para residir en cualquier parte y de trasladarse a cualquier lugar de España. Nosotros, los soviéticos, no podemos hacerlo en nuestro país. Estamos amarrados a nuestro lugar de residencia por la propiska (registro policial). Las autoridades deciden si tengo derecho a marcharme a tal o cual población. Los españoles pueden salir libremente de su país para ir al extranjero. En nuestro país estamos como encarcelados. Paseando por Madrid y otras ciudades, más de una docena, he podido ver en los kioscos los principales periódicos extranjeros. ¡Me pareció increíble! Si en la Unión Soviética se vendiesen libremente periódicos extranjeros se verían inmediatamente docenas y docenas de manos tendidas luchando por procurárselos. También he observado que en España uno puede utilizar libremente las fotocopiadoras. Ningún ciudadano de la Unión Soviética podría hacer una cosa así en nuestro país. En su país (dentro de ciertos límites, es cierto) se toleran las huelgas. En el nuestro, y en los sesenta años de existencia del socialismo, jamás se autorizó una sola huelga. Los que participaron en los movimientos huelguísticos de los primeros años del poder soviético fueron acribillados por ráfagas de ametralladora.

Si nosotros gozásemos de la libertad que ustedes disfrutan aquí, nos quedaríamos boquiabiertos."
"Ninguna nación occidental tiene que construir un muro a su alrededor para mantener a su pueblo dentro de ella." (M.Thatcher)

domingo, septiembre 09, 2007

El Diario Montañés, 6 septiembre 2007

CIEZA

Los vecinos siguen en el empeño de buscar sus raíces y expandir su historia

Visitaron Oviedo para adentrarse en los orígenes del patrón San Tirso
06.09.07 -

N. CAVIA

Los vecinos de Cieza continúan con su labor de expandir su imagen, su patrimonio e historia, a la vez que ahondar en los conocimientos de sus orígenes. En esta ocasión ha sido con un viaje hasta la capital asturiana, Oviedo, donde visitaron la catedral y una iglesia próxima para contemplar la imagen del patrón de Villayuso, San Tirso, templo declarado monumento histórico-artístico en el año 1931. El grupo de vecinos, acompañado por el párroco de Cieza, Nacho Ortega, aprovechó la visita para realizar un recorrido cultural «en búsqueda de sus raíces». Se interesaron también por los contenidos del museo de la Cámara Santa, donde se encuentra el Sudario de Cristo, la Cruz de la Victoria y la Cruz de los Ángeles y, de regreso por León, recorrieron la exposición sobre las Edades del Hombre y las pinturas románicas de la iglesia de San Isidoro.HermanamientoNo se han quedado ahí. Continúan, en este caso teniendo al Ayuntamiento como motor, con su acercamiento al municipio murciano que lleva el mismo nombre, Cieza. En este año se espera firmar un hermanamiento que tiene, también, su base en la historia. Así lo indican algunos documentos que se están manejando en la comisión de trabajo creada el pasado año en la localidad murciana que comparte nombre con el valle cántabro. Entre las primeras conclusiones destaca la posibilidad de que vecinos del valle de Cieza ayudaran a colonizar las tierras murcianas tras las invasiones árabes. De documentos encontrados en la Alhambra de Granada se extrae que la ciudad de Cieza fue arrasada tras varios ataques árabes, tras lo que fue reconstruída con la presencia de muchos ciudadanos de tierras cántabras. Pero hay más puntos en común. Dos santos patrones se repiten en las dos localidades, San Bartolo o Bartolomé, y San Sebastián.De momento, tanto el Consistorio murciano como el cántabro ya cuentan con la decisión plenaria oportuna sobre la futura firma de ese hermanamiento.Y todo ello sin dejar de mirar a tiempos anteriores. El hallazgo de estelas de posible origen celta y su estudio serán próximos pasos en el estudio de sus orígenes.

viernes, agosto 24, 2007

BAILARÉ SOBRE TU TUMBA




























































































Tras muchos años olvidados por mí, ando picándome en vena la discografía de Siniestro Total. Y no es precisamente escasa.
BAILARÉ SOBRE TU TUMBA
Te mataré con mis zapatos de claqué
te asfixiaré con mi malla de ballet
te ahorcaré con mi smoking
y morirás mientras se ríe el disc-jockey
Y bailaré sobre tu tumba
Te degollaré con un disco afilado
de los Rolling Stones, o de los Shadows
te tragarás la colección de cassettes
de las Shan-Gri-Las o de las Ronettes
Y bailaré sobre tu tumba
Te clavaré mi guitarra
te aplastaré con mi piano
te degollaré con mis platillos
te trepanaré con mi órgano Hammond
Y bailaré sobre tu tumba

(Y si no...)

jueves, agosto 23, 2007

Clásicos Populares: CENTURION


Me copié este juego de unos disquetes que me dejó un amiguete con el que iba a la escuela de ajedrez. Correría el año 93, y el Centurion es de alrededor de 1990, por lo que el juego ya era algo vejete... como mi Olivetti 286 del 89, vamos.Recuerdo que estuve una tarde entera intentando averiguar cómo se jugaba, o, mejor, en qué cojones consistía el asunto. Al día siguiente, ya estaba enganchado a él. ¡Qué portento de juego! ocupaba medio disquete, pero proporcionaba horas y horas de diversión, a pesar de sus rudimentarios gráficos e interfaz. Se pueden forjar alianzas con los diversos países de Europa, o conquistarlos sin contemplaciones, lo cual, en nivel "Galley Slave", es extremadamente sencillo (la facilidad con la que se conquistan Sarmacia y Escitia ya la hubiesen querido para sí Trajano o Adriano.


Lo mejor, sin duda, los parlamentos con los líderes de las naciones que deseas conquistar. Cada uno de ellos, un verdadero mundo por explorar. Dependiendo del tamaño de tus legiones, del humor que tenga ese día, y de cómo le trates, el parlamento puede acabar a hostia limpia, con una débil alianza, o una rápida anexión. Si en Egipto tratas bien a su reina, es decir, Cleopatra, puedes acabar acostándote con ella (NO ES BROMA). Son curiosos los rostros de los reyes y líderes con los que parlamentas. Evidentemente, el de Cleopatra está basado en Liz Taylor, pero los parecidos son a veces de despiporre. Horaxus de Mesopotamia es clavado a Miguel Bosé con barba, y Caswallon de Britannia es el vivo retrato de Fabio McNamara. Galba de Narbonense es igualico que Bud Spencer, Asdrúbal de Hispania es un calco de John Rhys-Davies, etcétera.


He de decir en pleno 2007, que sigo jugando de vez en cuando al Centurion. Sus clásicas frases "Then we ar at war", o "Die, barbarian pig!", han invadido incluso el virgen país del messenger en muchas conversaciones con algún amiguete que se vició grandemente con el juego también. Y es que esas batallas con legiones de palitos, esas carreras de cuádrigas con tortazos incluidos, esas batallas navales, y esas luchas ortopédicas de gladiadores, no pueden olvidarse tan fácilmente. ¿Y lo divertido que era saquear las provincias y luego aplastar las rebeliones a espadazo limpio? Eso sí, a los partos les sigo teniendo un odio interesante, menuda panda de cabrones infames, cuánto me hicieron sufrir. Además, Darío de Partia se parece enormemente al Ahmadinejad.


Sin duda, el juego hasta el momento en el que he metido más horas. Y con mucha diferencia respecto de los demás.


Para saber más, y bajársele, si se tercia:




"RO-MA-NOOOOO" (Faeminus et Cansatus)


sábado, agosto 04, 2007

Iberia

Ha puesto hace bien poco el progreizquierdoso escritor luso José Saramago el dedo en la llaga. Y en un periódico portugués, nada menos. "Portugal acabará integrándose en España". ¿Es posible, y lo que es más importante, es aceptable y beneficiosa para ambos países dicha fusión? No sé con qué finalidad o intenciones desearía un comunistoide como Saramago la tan ansiada Unión Ibérica, lo que está claro, es que, en mi opinión, una patria compacta, de más de 55 millones de habitantes, que puede constituir, a nivel internacional, una Comunidad de Pueblos de más de 500 millones de personas (hispanohablantes tanto de castellano como de portugués), es una oportunidad única de progreso y desarrollo para nuestra Nación.
Mucho en España niegan precisamente el carácter nacional del Estado Español precisamente porque no casa bien con la idea de "Hispania" que tenían los romanos, al haber quedado fuera del moderno Estado parte de la antigua Lusitania, esto es, el Portus Cale, actual Portugal. Siempre, desde siempre, he defendido que Portugal es parte de la Nación Española, Hispánica o Ibérica si se quiere. Siglos de Prehistoria, de Historia Antigua y de Historia Medieval (y Moderna) son más que un mero vínculo casual (como podría ocurrir con Flandes, por ejemplo). Y qué decir de la enorme similitud de nuestra cultura. Negar la hispanidad de Portugal es, para mí, tan absurdo como negar el carácter alemán de Austria, cosa que se lleva haciendo desde hace sesenta años para evitar su fusión con la República Federal Alemana.
Como bien señala Arcadi Espada, el número de portugueses que desean la unión de su Estado con España, es bastante mayor que el número de vascos y de catalanes que desean la independencia respecto de nuestra nación. Nada menos que un 30% de portugueses (y aumentando), según las encuestas, verían con buenos ojos la fusión. Un número, que como bien dice Arcadi Espada, supera con creces al de los catalanes y vascos que buscan la independencia respecto de España.
Pero ni un partido español o portugués apuesta ni de lejos por el paniberismo. Algunos tratan de reforzar la cooperación ibérica, pero poco más. ¿Dónde queda aquel famoso "España, capital, Lisboa" de José Antonio?
Igual es que la unión es demasiado "facha", claro. Aunque la quiera toda la Península, en un futuro no tan lejano.

miércoles, julio 25, 2007

Santiago y el Culebre

El Culebre es un ser legendariu' la mitología' Cantabria, con forma' dragón o culiebra alá. Las historias lu describin con una bocona de dientis afilaos, pola qu' ascupi azufri y fuegu. Los sus ojos son comu ascuas al roju vivu, tol su cuerpu está recubiertu d'escamas y de las sus espaldas salin unas alas de murciégalu. Vivi'n cuevas onde guardar tesoros, siendo mu conocíu el que vivi enos acantilaos de San Vicenti la Barquera.

Antañu el Culebre exigía ca ciertu tiempu una moza virgen pa devorala pa que no jiciera dañu a la genti. Así era hasta qu'una' las mozas puesta pal sacrificiu clamó al apóstol Santiagu, que s'enfrentó al bichu, y el Culebre lijau nel pechu, empenzó a retorcesi, echó una nubi' azufri pola boca, y mancau y humillau, tornó a la su cueva, no volviendo nunca a pedir tributos a la genti.

Cuentan la liendas qu'el Culebre, ya vieju tres munchos siglos nesti mundu, ya ha perdíu la mayoría' los sus poderis, sobri to ena mágica nochi' San Juan, ái ya no son efetivos los sus encantamientos. Piru pol contrariu, la nochi' San Bartolomé sal de la su cueva colos poderis medraos, provocando tempestais y causando'l terror.
¿Hoy día a cuántos culebres deberá enfrentarse Santiago? A 17 aquí en España, aunque más que culebres sería únicamente una hydra de 17 cabezas luchando entre ellas, devorándose, mordiéndose, lacerándose. Los culebres vienen del sur, como vinieron antaño, y de nuevo nos sojuzgarán.
La cuestión es si habrá otro Clavijo, y si Santiago nos escuchará.
¡SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA!

lunes, julio 16, 2007

Navas de Tolosa, 1212

Tal día como hoy del año 1212 los cristianos vencíamos a los islamistas en las Navas de Tolosa Las tropas musulmanas provenían de los territorios que denominaban como Al-Andalus y soldados bereberes del norte de África, reunidas para formar una yihad que expulsara definitivamente a los cristianos de la Península Ibérica.

La batalla de las Navas de Tolosa marca un hito en la historia de España: alejó el peligro de una invasión musulmana de los reinos cristianos y contribuyó al desmembramiento del imperio almohade. Como consecuencia de esta batalla, el poder musulmán en la Península Ibérica comenzó su declive definitivo y la Reconquista tomó un nuevo impulso que produjo en los siguientes cuarenta años un avance significativo de los reinos cristianos, que tomaron casi todos los territorios del sur bajo poder musulmán. En la primavera de 1212, los caminos de la Cristiandad se llenaron de cruzados cuya meta era Toledo. Los pobres iban a pie, mendigando por los caminos; los nobles, a caballo, seguidos de sus mesnadas.
El 20 de junio, el ejército cristiano partió de Toledo camino del sur. En el cuerpo de vanguardia iban tropas guiadas por don Diego López de Haro, Señor de Vizcaya. El día 11, los cristianos acamparon en las Fresnedas. Don Diego López de Haro envío a su hijo don Lope con un destacamento a las alturas del puerto del Muradal, hoy Despeñaperros, para que reconociese el terreno y ocupase la pequeña meseta que allí existe. Los expedicionarios ganaron rápidamente las alturas y avistaron el castillo de Ferral, adelantado de Sierra Morena, donde se había instalado la avanzada almohade que vigilaba el desfiladero de la Losa. En cuanto descubrieron a los cristianos, los almohades salieron a hostigarlos. Al día siguiente, 12 de julio llegó el ejército cristiano al pie de Sierra Morena y nuevas tropas reforzaron a la vanguardia instalada en la meseta del Muradal. Al amanecer del día 13, el resto del ejército se les unió y acampó en la llanada.

La situación de los cristianos era delicada. Sus enemigos podrían hacer, sin dificultad, una carnicería de cualquier ejército que se aventurase por aquellas angosturas. Por otra parte, el paraje donde habían acampado los cruzados era áspero e inhóspito. Los cristianos necesitaban un milagro y el milagro ocurrió. Ante Alfonso VIII se presentó un pastor que decía conocer un paso seguro que los almohades no vigilaban. Nada se perdía con probar. El Señor de Vizcaya, Don Diego López de Haro y un destacamento de exploradores, acompañaron al pastor que los llevó primero hacia el oeste y luego hacia el sur, a través de los actuales parajes del Puerto del Rey y Salto del Fraile. Así fueron a salir, esquivando los relieves más comprometidos de aquellas montañas, a la explanada de la Mesa del Rey, donde se establecieron. Don Diego López de Haro comunicó al rey que el paso del pastor era perfecto, justamente lo que necesitaban. En cuanto amaneció el día siguiente, el grueso del ejército levantó el campamento y fue a acampar en la Mesa del Rey. LA BATALLA Las tropas almohades, provenían de los territorios que denominaban como Al-Andalus y soldados bereberes del norte de África, reunidas para formar una yihad que expulsara definitivamente a los cristianos de la Península Ibérica. Habían estado retardando el choque frontal con el fin de conseguir debilitar la unión de las tropas cristianas y agotar las fuerzas de éstas por agotamiento de los suministros. Los castellanos de segunda línea, al mando de Nuñez de Lara, y las Órdenes Militares formaban en el centro flanqueados a la derecha por los navarros y las milicias urbanas de Ávila, Segovia y Medina del Campo; y a la izquierda por los aragoneses. Tras una carga de la primera línea de las tropas cristianas capitaneadas por el vizcaíno Diego López de Haro, los almohades, que doblaban ampliamente en número a los cristianos, realizan la misma táctica que años antes les había dado tanta gloria. Los voluntarios y arqueros de la vanguardia, mal equipados pero ligeros, simulan una retirada inicial frente a la carga para contraatacar luego con el grueso de sus fuerzas de élite en el centro. A su vez los flancos de caballería ligera almohade, equipada con arco, tratan de envolver a los atacantes realizando una excelente labor de desgaste. Recordando la batalla de Alarcos era de esperar esa táctica por parte de los almohades. Al verse rodeados por el enorme ejército almohade, acude la segunda línea de combate cristiana pero no es suficiente. La tropa de López de Haro comienza a retirarse pues sus bajas son muy elevadas no así el propio capitán el cual, junto a su hijo, se mantiene estoicamente en combate cerrado junto a Nuñez de Lara y las Ordenes militares.

Al notar el retroceso de muchos de los villanos cristianos, los reyes cristianos al frente de sus caballeros e infantes inician una carga crítica con la última línea del ejército. Este acto de los reyes y caballeros cristianos infunde nuevos bríos en el resto de las tropas y es decisivo para el resultado de la contienda. Los flancos de milicia cargan contra los flancos del ejército almohade y los reyes marchan en una carga imparable. Según fuentes tardías el rey Sancho VII de Navarra aprovechó que la milicia había trabado en combate a su flanco para dirigirse directamente hacia Al-Nasir. Los doscientos caballeros navarros junto con parte de su flanco atravesaron su última defensa: los im-esebelen, una tropa escogida especialmente por su bravura que se enterraban en el suelo o se anclaban con cadenas para mostrar que no iban a huir. Sea como fuere lo más probable es que la unidad navarra fuera la primera en romper las cadenas y pasar la empalizada, lo que justifica la incorporación de cadenas al escudo de Navarra. Mientras la guardia personal del califa sucumbía fiel a su promesa en sus puestos, el propio Al-Nasir se mantenía en el combate dentro del campamento. No existía en aquella época ninguna forma humana de detener una carga de caballería pesada cuando se abatía sobre un objetivo fijo y lograba el cuerpo a cuerpo. En las Navas, los arqueros musulmanes, principal y temible enemigo de los caballeros, principalmente por la vulnerabilidad de sus caballos, no podrían actuar debidamente cogidos ellos mismos en medio del tumulto. El ejército de Al-Nasir se desintegró.

viernes, julio 13, 2007

Autores de frases míticas del IRC. Capítulo I, Nikolai

"Entra, tío, que allí conozco a mucha gente". Mediados del 2005, creo recordar. Terra me animaba a entrar a un canal del IRC, el #Trivial. Entré. No había demasiada gente, alrededor de una veintena. Mi nick: Skanderberg, cómo no. Me llamó la atención el hecho de que había por lo menos dos cántabros asiduos del canal, siendo tan pocos como somos en proporción al resto de la población española. Conmigo 3. Y a veces, entraba otro más a departir. Jugamos al trivial, pero de una manera particularmente curiosa a la par que sencilla y divertida: se hacen las preguntas manualmente, sin el clásico "bot", y aquél que acierta, será el encargado de realizar la suya, la que él quiera, del tema que quiera.
Lo cierto es que he pasado muchas tardes entretenidas en ese canal. Los que lo visitan, generalmente vuelven, porque hay una alta densidad de buena gente en él (y gilipollas integrales, también, eso sí, como todo el orbe). Y no ya por el juego en sí, sino por las charlas que nos tiramos con frecuencia. Pero sobre todo, por las frases míticas que en él se generan con una profusión pasmosa.
Y como no quiero que el paso del tiempo las lance cruelmente a la poza del olvido, he decidido ir recopilándolas poco a poco, aunque bien es cierto que el sistema de blog no es muy compatible con el ars classificatoria. Se hará lo que se pueda.
Comencemos con NIKOLAI.
Nikolai, de nombre real clasificado, nació en Zaragoza a finales de los años 70. Actualmente vive en el mítico y épico Barrio de Casetas. Labordetista por convicción, maño orgulloso, temeroso de Dios y de las menores de edad de pechos berroqueños, excelente persona, ciudadano terrorista en una sola palabra, ha dedicado tanto al chat como a éste que realiza su breve semblanza no autorizada, una serie de frases imprescindibles para poder moverse a través del intrincado laberinto que supone el siglo XXI recién comenzado. A saber:

"Si los porteros del bar se fían, yo no voy a ser menos" (Referido a las núbiles mujeres de dudosa edad y dudosísima moral)
"Un montañés va a ser más moderno, más cool y más gafapasta que yo?" (Se refiere a mí, porque tengo blog y él no)

"Desconozco tus antecedentes, pero seguramente seas el rebotado del colegio de curas alque los chavales del barrio mangaban el bocata" (Referido a mí, en relación con mis opiniones sociopolíticas)

"Esta es de un amigo mío de Bilbao: cuando la mierda valga millones, los pobres naceremos sin culo" (Cuando no son suyas, reconoce la autoría ajena de las mismas)
Y esta frase de cierre, que es mía: Lo que el Banco Santander no te da, el de Cieza no te lo presta.

lunes, julio 09, 2007

Maravillosa Gilipollez

Pensaba escribir algo al respecto, pero me conformaré con enlazarlo con este "post" del blog "Noticias de Eurabia" (ver mi sección de enlaces). Léanlo, y si tienen ocasión, echen una ojeada a los comentarios de un tal Jarocho vertidos en el citado blog.
Progres, os estamos vigilando.

http://noticiasdeeurabia.wordpress.com/2007/07/08/maravillosa-gilipollez/

Si tuviera que definir una Maravilla del Mundo, lo tendria facil: una boveda de hormigon (sin armar) de 44 metros que se tuviera en pie durante 2000 años. Eso si que es una maravilla y lo demas son coñas.
Ayer la manada iletrada del populacho, pastoreada por la giliprogresia, eligio la lista de las 7 nuevas maravillas del mundo. Llamativamente, en la lista no figuraban ninguna de las cuatro grandes maravillas de la arquitectura que todavia siguen en pie, a saber: El Pantheon de Roma, San Pedro del Vaticano, Santa Sofia de Constantinopla y la Acropolis de Atenas.
El caso es que a la postre, la patochada se ha hundido a si misma con la inverosimilitud de los resultados: La verdad es que la Gran Muralla China y Petra bien pueden ser Maravillas del Mundo -que duda cabe-, la cosa se pone mas dudosa con el Taj Mahal o el Coliseo… pero Machu Picchu, Chichen Itza, y no digamos ya el Cristo Redentor, de verdad suenan a cachondeo.
Claro que el concurso tenia que ser politicamente correcto y tener candidatos de los cinco continentes (aunque los organizadores se hayan tenido que verlas jodidas para encontrar algo en Africa subsahariana u Oceania). No importa que Europa atesore mas de la mitad del patrimonio artistico mundial, si hay que desechar un monumento Europeo por cualquier furrufalla multicultural, que asi sea.
Lo mas gracioso de todo es que, siguiendo el canon de la progresia, los monumentos tenian que ser simbolo de concordia, dialogo y talante, lo cual me lleva a pensar que simbolo de concordia puede ser el Coliseo. Porque los gladiadores no gastaban concordia ni talante precisamente… la pagina web dice que es “un simbolo de disfrute y sufrimiento” (asi, al estilo Baron de Coubertin) Claro, claro, supongo que el que servia de merienda a los leones debia sufrir un rato… Tampoco al fulano que degollaban vivo en lo alto de Chichen Itza debia apreciar mucho el dialogo y la concordia que le ofrecian los Mayas.
Hombre, si buscaban talante, antes que el Coliseo podian haber escogido el Vaticano -la Capilla Sixtina, la cupula de Miguel Angel, la Columnata de Bernini, no me digan que eso no es una maravilla del Mundo-, pero claro el Vaticano, el centro de la Cristiandad Catolica… Anatema!!! Eso podria alienar a los moros, por ejemplo. Y encima ahi habita un papa facha. Vamos, ni pensarlo.
En definitva, nada mas que otra muestra de la ignorancia y la estupidez que reina en el mundo, eso si, muy politicamente correcta.

viernes, julio 06, 2007

Medias tintas, progres y buenos salvajes

Me lo publicaron en el DM hace un par de días, en respuesta a una de las arengas progres de mis famosos amiguetes. Lo tuve que recortar bastante, eso sí. Aquí pongo la versión "extendida".


El pasado 18 de junio, tras más de mes y medio lejos de mi querida Montaña, pude por fin tomarme un respiro en mis estudios que me permitió volver a la tierra que me vio nacer, concretamente a la localidad en la que resido hace veinte años, que no es otra que los Corrales de Buelna. Accediendo al pueblo por una de las vías de entrada al mismo, pude comprobar que en una de las rotondas se había erigido una estatua ecuestre en memoria de uno de los artífices de la conquista de Cantabria y de su completa entrada en la Historia. No me sorprendió especialmente, ni tampoco le di más importancia de la que a mi juicio merecía. Hasta aquí, todo normal.

Lo que no me pareció en absoluto tan normal fue la airada queja de algunos, suponemos, asiduos lectores de su periódico, que aprovecharon no sólo para expresar su indignación por la presencia de tamaño genocida en las calles de mi localidad, sino de paso, para realizar una rápida actualización política del agravio sufrido, pegando un brinco cronológico de unos dos mil años para lograr hacer pivotar sus sólidos argumentos. A cara de perro, sin anestesia. Como tiene que ser. Y es que todos sabemos que los cántabros eran gentes honradas, pacíficas, consideradas para con sus mayores y sus vecinos del sur, que despreciaban la guerra y la mutilación, no como los romanos, esos malditos degenerados que estropeaban el paisaje con obras públicas inútiles, concedían la ciudadanía a los pueblos conquistados, les proporcionaban conocimientos, avances y técnicas inútiles, creaban redes de carreteras ineficientes, mientras extendían su inútil y caduco Derecho Romano, así como su lengua.

Por eso, y como excelente defensor de los buenos salvajes, no dudarán esos asiduos lectores en defender a los sufridos indígenas americanos de los dolorosos zarpazos históricos perpetrados por los maléficos españoles, que, oprimiendo a los pobres cántabros y de demás nacionalidades de la península ibérica les obligaban a luchar y exterminar a los pacíficos incas y aztecas (quienes aborrecían totalmente los sacrificios humanos, la esclavitud, la mutilación y la conquista por la fuerza de las armas). Es decir, ensalzando lo autóctono por muy brutal que sea, e insultando y despreciando ferozmente lo español, por muy beneficioso que fuere. Un clásico de la progresía, bien teñido de romanticismo trasnochado (“libertad perdida hace dos mil años”), parcialidades y demás parafernalia.

Agarrándose como pueden a una herencia céltica que se reduce a ciertos rasgos culturales que han pervivido a lo largo de los milenios, a un puñado, sí, puñado, de palabras que se diluyen ante el océano de latinidad de nuestra lengua, cultura y modo de vida, los valientes defensores de la nación cántabra pasan por alto de manera vergonzante las atrocidades de los antiguos pobladores de nuestra tierra, o de cualquier otra parte del mundo, mientras se erigen como hábiles denunciantes de crímenes, genocidios y desmanes de cualquier civilización, cultura o nación que no goce de su simpatía o que no case bien con sus ideales progresistas y bienhechores. No seré yo quien niegue las constantes matanzas o asesinatos de la civilización romana, pero tampoco pasaré por alto el hecho antes mencionado de que cualquier otra cultura, civilización, tribu o etnia de la antigüedad no sólo igualaba a nuestros ancestros latinos en crueldad y ansia de sangre, sino que en muchos casos la superaba. Ahí está Atila, el azote de Dios. Y aquí en España, algunos siglos después, Almanzor, al que se ha erigido al menos una estatua por tierras andaluzas, aun sabiendo que arrasó estas tierras del norte de España. Supongo que estos asiduos y ofendidos lectores no hubieran protestado tanto si hubiese sido él el homenajeado por el monumento. Como no protestaron por la estatua de un guerrero cántabro a no demasiada distancia de la del maléfico Agrippa. Un guerrero cántabro que seguramente desayunase todas las mañanas sangre de vacceo. Pobrecito buen salvaje.

miércoles, junio 20, 2007

De aquí sacan su mierda

"Nuestros camaradas y los miembros de las organizaciones amigas deben continuamente avergonzar, desacreditar y degradar a nuestros críticos. Cunado los obstruccionistas se vuelvan demasiado irritantes hay que etiquetarlos como fascistas o nazis. Esta asociación de ideas, después de las suficientes repeticiones, acabará siendo una realidad en la conciencia de la gente"
( Marcuse, Comité central del PCUS, 1943).

miércoles, junio 13, 2007

Traum

…alrededor de las diez de la noche, un día que supongo de junio. El cuarto está en penumbra, desordenado. En calzones, abro el grifo de la ducha y me dispongo a ponerme a remojo. Llaman a la puerta. Entra el capitán, airado, furioso. Me increpa y recrimina por mi comportamiento. Me acusa de tener la habitación manga por hombro, de armar escándalos nocturnos, de no estudiar, y, lo que más me sorprende, de hacer timbas ilegales de póker “con una panda de fascistas”. Me amenaza y coloca su mano derecha sobre la vieja pistola Star que le cuelga del cinto, “si no está usted de acuerdo, ya sabe”. Salgo furioso del cuarto y procedo, estancia por estancia, a arengar ruidosamente al resto de los residentes, con innegable éxito. Estalla el caos, el patio de la Residencia se llena de chavales jóvenes armados con globos de agua, los vigilantes responden disparando esféricas y toscas balas usando cañones navales del siglo XVI, a voces clamo que mis ancestros beneméritos jamás hubieran procedido de esa manera mientras lanzo piedras al orondo brigada que se abalanza sobre un amigo mío. Las balas hacen tremendos boquetes en los gruesos muros del edificio, junto con dos compañeros consigo entrar por la ventana del cuarto de un joven residente, que, extrayendo sus propias heces de la taza del WC, se las introduce en la boca y las escupe con gran pericia sobre los verdes uniformes de los desconcertados guardias. Nos atrincheramos hasta que cesa el bombardeo. Salimos, no me queda otra que rendirme. Me dirijo hacia el capitán y el coronel, que con sus armas reglamentarias listas, me apuntan, y es entonces cuando…

- Eh, ¿qué haces durmiendo? ¡Que ya es hora de comer, es la una y media, chaval!

Entre bostezos, me estiro, me froto los ojos y comento al compañero que me ha despertado:
- Joder, me he acostado a las diez de la mañana, estoy casi sin dormir y luego tengo que ir a “cantar la lección” donde el preparador. Pero no veas, he tenido uno de los sueños más absurdos de mi vida, tío.

Y no era para menos, teniendo en cuenta que el capitán jamás lleva pistola, es uno de las personas más simpáticas y amables que conozco, que mi cuarto sorprende por su orden incluso a las señoras de la limpieza, y que si hago timbas, no es con fascistas, y es jugándome céntimos a la brisca. Y eso cuando tengo tiempo, que últimamente no es con demasiada frecuencia.

Lo que hace el estudiar demasiado y no dormir. Acabas mezclando “Rebelión en las aulas” con “Maverick”, “Piratas del Caribe”, “El Alcázar no se rinde”, “Braveheart” y documentales de la 2 en los que salen gorilas mascando sus propios excrementos.

Por Dios, necesito unas vacaciones urgentemente. Desvarío, desvarío mucho.

miércoles, junio 06, 2007

Elecciones

No me apasiona votar. Se observa que a gran parte de la sociedad española tampoco, y no lo hace, como muestran los bajos índices de participación que se registran desde hace años en todo el país. En buena parte de Europa, se observan los mismos síntomas, que me llevan a creer cada vez con más fuerza en que se está produciendo una lenta caída del sistema democrático que nos rige. Un sistema que nunca he despreciado ni rechazado, pero que me ha ido progresivamente asqueando desde la primera vez que ejercí mi derecho al sufragio. La caída de lo que se llama Occidente parece un hecho: inmigración descontrolada y agresiva, sobre todo la islámica, catástrofe demográfica imparable, pisoteo de la ética y la moral, fomento de la homosexualidad frente a la heterosexualidad, nacional-separatismos por doquier… y todo, con la connivencia repulsiva de la progresía continental y su prensa manipuladora, desmadejada tras el batacazo comunista, y hoy esperanzada en reverdecer (¿o enrojecer?) laureles a través del aplauso y la loa de las conductas antes mencionadas. No es de extrañar que el sistema democrático esté sufriendo un proceso de desprestigio imparable. Occidente, palabra que proviene del latín occidens (el que mata), debería renombrarse como Muriente (el que muere). Se avecina otro ciclo, no creo que tarde en iniciarse más de diez años. Y todos, todos, tanto los simpáticos “progres” que se regocijan con la soñada caída de un sistema que odian, como los que se han desencantado de la política y han renunciado a hacer algo para evitar el colapso, habrán –habremos- sido culpables y/o merecedores del nuevo capítulo de la historia de Europa. ¿En qué consistirá ese nuevo capítulo? Mis hipótesis tengo, pero lo dejaremos en un “continuará”. Mejor ni pensarlo, mi optimismo no se caracteriza por su profusión.

En fin. Volviendo al corto plazo, y a España y a Cantabria, estas elecciones han sido, en términos generales, más de lo mismo. Aunque ha habido ciertos cambios reseñables que me gustaría comentar, amén de otras circunstancias dignas de nota. En primer lugar, el Partido Popular, a mi entender la menos mala de las opciones políticas, digamos, “útiles”, ha obtenido más votos que la peor de las otras opciones, esto es, la abanderada por el Partido ¿Socialista? ¿¿Obrero?? ¿¿¿Español??? Por poco, y teniendo en cuenta que la mayor parte de la ventaja se ha obtenido por la aplastante victoria de los populares en Madrid. Si la historia es cierta, en las próximas elecciones generales, volverán a alzarse con la victoria. Ya lo veremos. Lo que ocurre es que Navarra con casi toda seguridad caiga en manos de los socialistas, abrazaditos con los nacionalistas vascos, deseosos de unir Navarra con las Provincias Vascas, para así acabar conformando su idílico y locoide proyecto-estafa de Euskadi, Euzkadi, Euskalerría, Euskal-Herria, o como demonios se llame el invento, pues ni ellos acaban de aclararse. Con este gobierno socialista blandengue y penoso que tenemos en España, que olvida que la soberanía reside en el PUEBLO ESPAÑOL y no en Navarra, en Tomelloso, en Cotillo de Anievas o en casa de mi vecino, no quiero ni imaginarme cuál será la nueva claudicación de nuestro bienaventurado Presidente, el que en buena hora nació (para liarlas pardas). Lo peor de todo es que el PP, en su ansia por capturar votos “de centro”, está tomando una deriva que atemoriza al más pintado: un poquito progre, un poquito nacionalista, un poquito laxo con la inmigración, y, sobre todo, cada vez más liberal, más antisocial, más clasista, más alejado del pueblo español. Supongo que lo próximo que hagan, a este paso, si ganan las elecciones, será reforzar la maravillosa Alianza de Civilizaciones ideada por la mente preclara del Okupa de la Moncloa. Y tendré más razones para creer que nos encontramos ante el principio del fin de un ciclo. El PP se está convirtiendo para mí, cada vez más, en un clavo ardiendo cada vez más incómodo e insoportable de agarrar.

En cuanto a Cantabria, he de decir, al estilo del famoso Risto Mejide, que yo no soy analista político, pero creo que tengo suficiente criterio para discernir entre lo bueno y lo malo, al menos desde mi humilde perspectiva. Y creo que en el pueblo donde resido (o residía, puesto que ahora me quemo las cejas en Madrid), también han tenido suficientes luces para notar que la cosa iba de nalgas con la fabulosa corporación municipal encabezada por los socialistas, con ayuda, eso sí, de los regionalistas. Así, el Partido Popular ha estado a las puertas de lograr la mayoría absoluta, y se hará con las riendas del Ayuntamiento con el apoyo del concejal de una agrupación de vecinos independiente. Los socialistas han perdido unos mil votos, gran parte de los cuales han pasado a ser del Partido Popular. Los Corrales de Buelna, un pueblo que hace quince años era un feudo socialista, ha visto cómo sociatas de toda la vida introducían en las urnas sufragios nada izquierdistas. Y ha sido una felicidad saber que mi pueblo se ha librado de tamaña colección de impresentables (salvo muy contadas excepciones). El pueblo ha hablado, veremos si para bien o para mal. Tal y como lo ha hecho a nivel regional, donde el PP ha logrado ganar las elecciones, pero sin mayoría absoluta, mientras el PSC se hundía estrepitosamente en favor del Partido Regionalista de Cantabria, liderado por el inefable Revilluca, todo ello ante mi regocijo, mayormente porque el candidato presentado por el PP en Cantabria no gozaba ni de lejos de mi simpatía. No sufriré cuando el PSC y el PRC formen gobierno, sobre todo porque esta vez los regionalistas llevarán la voz cantante, y pueden demostrar ser bastante más defensores de nuestra tierra y de España que los inoperantes pardillos del PP de Cantabria. Como digo, el tiempo lo dirá.

Gustaríame también comentar las actuaciones de otros partidos en Cantabria. El Partido Comunista, como siempre mal agazapado tras siglas “progresonantes”, ha pegado un batacazo glorioso digno de una película de Louis de Funès, entre las carcajadas de los propios socialistas. La Falange no se presentaba a estas elecciones, pero sí lo hacían FE-JONS y el Movimiento Falangista de España. Este último recuperó su concejal en Santoña, lo que puede considerarse un éxito para ellos. Habrá de verse si lo han merecido. Empatados técnicamente en votos están mis dos partidos preferidos, El Conceju Nacionaliegu Cántabru (cuanto más escribo este nombre, más me parto de la risa), y La Unión, partido este cuya máxima aspiración es unir Cantabria a la Comunidad Autónoma de Castilla y León, cosa que no me entusiasma lo más mínimo, al igual que la idea del Conceju de proclamar Cantabria nación y lograr su independencia a largo (bueno, larguíiiiiiisimo) plazo. Este par de partidillos han sacado unos resultados para tirar cohetes sin parar, aunque bien es cierto que la Unión ha obtenido un par de concejales, por cero patatero del Conceju Nacionaliegu Cántabru (en serio, me desternillo de la risa)… hasta el falangismo, del que intentan burlarse sin mucho éxito, les ha superado en concejales.

Y eso a pesar de las óptimas perspectivas que tenían los supernacionalistas de lograr no sé cuántas decenas de concejales a lo largo y ancho de Cantabria, tal y como podía deducirse de la amplia convocatoria de sus mítines y manifestaciones, el gancho de sus candidatos, como el de Ampuero, donde el sufrido alcaldable, sufrió severos ataques contra su imagen, al ser sus carteles “tapados” por pegatinas fascistas de la Falange, algo ya imaginamos que su partido y otros, por toda la geografía nacional, jamás hacen. Así las cosas, y en defensa de la libertad, la democracia y los encierros de la localidad (a pesar de ser el Conceju un furibundo enemigo del arte de la tauromaquia, por su clara españolidad –según ellos, por ser tortura animal, claro-), el indómito candidato envió una carta a un periódico de tirada regional donde, enérgicamente, pero siempre apelando al sentido democrático, se quejaba amargamente de los desmanes fascistas perpetrados sobre sus carteles. Este estudiado golpe de efecto, hábilmente explotado a través de la elocuencia de su misiva, tuvo como resultado lo que todo el mundo esperaba: ni un puñetero concejal para el Conceju, valga la ¿redundancia?

Así las cosas, los serios análisis sobre la nueva castaña del CNC no se han hecho esperar en el cybervertedero que tanto me echa de menos ahora que estoy lejos de la Tierruca. Que si falta de base, que si poco movimiento durante la campaña, que si los españolistas asfixian nuestras ideas, que si la democracia actual es una farsa y no hay que creer en ella… en fin, excusas baratas. Y eso que ellos y sus cachorrillos de Regüelta (que por el nombre más parece una canción de la Charanga del tío Honorio que el de una agrupación, movimiento, grupo humorístico, paranoia, o lo que realmente sea “eso”) dicen representar a la “Mozandá Cántabru” (¿uso magistral del neutro de materia, tal vez?), y dicen ser los únicos que realmente defienden Cantabria desde una perspectiva nacionalista y de izquierdas. ¡Magnífico! Pues nada, espero que lo sigan siendo y que sigan cosechando los excelentes resultados que han logrado, mientras en el cybervertedero nos deleitan con su patética y torpe forma de calmar sus frustraciones tratando de reírse inútilmente de sus colegas comuneros.

Y en Cieza, el PP ha vuelto a sacar mayoría absoluta por enésima vez. Lo dicho, en Cantabria, PP, PSC, PRC y tremendo ridículo del CNC. Más de lo mismo. Pero se acaba el ciclo, seguro.

Tranquilos, el ciclo del CNC no se acaba…



Curiosidad: Esta vez voté por correo, nunca lo había hecho. Me mandaron la documentación a la dirección de mi residencia en Madrid. En realidad, ponía esto:




¿Que a quién voté? Y qué más da.

viernes, junio 01, 2007

Segundo Aniversario

Hace unos quince días se cumplió el segundo aniversario de mi blog. Desde aquí mi saludo a todos los que de vez en cuando os molestáis en leerlo, que sé que sois bastantes más de los que me imagino.
Comenzaba hace dos años hablando acerca de mis problemas con el derecho procesal civil. Lo cierto es que para mí eso forma parte del pasado reciente, y sé que difícilmente volverá, ya que no se incluye en la oposición que estoy estudiando desde enero, como ya sabéis (comadrejillas y cutreconcejiegus incluidos). Hoy en día aquellos problemas, solventados con cierta facilidad, se han visto sustituidos por los quebraderos de cabeza oposicionales, que son bastante más interesantes y peliagudos, y que no obstante voy superando poco a poco con mucho ánimo. En esta vida el listón cada vez se sube más. Hablando de listones, no puedo sino hacer una breve pero obligada referencia (por lo pibón que es) a esta joven saltadora de pértiga norteamericana que se ha hecho tan famosa precisamente por su beldad. Y no digo más, ni digo su nombre, no me vayan a trancar el blog...
Pues sí, la oposición. Yo, que normalmente había sido maniático y metódico en todo lo referente a los estudios, ahora soy un auténtico chamán obsesionado por los rituales absurdos. Recuerdo aún cuáles eran mis solemnidades durante la carrera. Antes de un examen, me duchaba esa noche y no por la mañana, y escuchaba siempre la canción "Love Shack" de los B-52 antes de acostarme, normalmente a las 4 de la mañana. No llevaba jamás una camisa verde de cuadros que tengo a un examen. Iba sin afeitarme (¡guarro!). Y una vez realizado el examen, cuando era época de notas, llevaba a cabo la siguiente operación: para bajar a la planta -1 ó -2 (depende del curso en que estuviera), hay en la Facultad de Derecho de la Universidad de Cantabria dos escaleras, una central, común a la facultad de Económicas, y una lateral. Pues bien, en época de exámenes bajaba siempre por la central, y cuando no lo era, bajaba siempre por la lateral. No me pregunten por qué, pero sentía que me daba suerte, sobre todo cuando el último año me marqué el mejor curso de la carrera.
De la época de estudiante de la carrera creo que tengo alguna manía más, pero seguro que nada comparado con las que tengo hoy en día con la oposición. Si habéis leído mi anterior post de "circular", las situaréis mejor en mi día a día. Veamos.
  1. No llevar nunca el reloj digital cuando voy a cantar los temas. Llevo el de agujas.
  2. No repasar los temas que llevo preparados ese día hasta que haga mi primer transbordo.
  3. Afeitarme y ducharme la noche anterior pero no el día que tengo que ir a cantar los temas.
  4. Escuchar durante el viaje a casa de mi preparador en el MP4 las últimas 11 canciones de la carpeta de "Años 80", y pararlo antes de que comience la carpeta de "Años 90". Cuando escuchaba "All that she wants" de Ace of Base me daba una mala suerte increíble, hacía unos temas lamentables, así que la borré. Ahora la primera canción de la carpeta de los "Años 90" es "Lollipop" de Aqua (Lo sé, soy lo peor). Aun así, procuro no escucharla durante el trayecto.
  5. Para subir al sexto piso, donde vive mi preparador, hay dos ascensores. Subo siempre en el de la izquierda, nunca en el de la derecha. Soy capaz de esperar a que baje el de la izquierda del octavo piso y ver cómo el de la derecha está abierto y no montarme en él.
  6. No ir fumando jamás hasta la casa de mi preparador, pero fumar SIEMPRE un cigarrillo a la salida.
  7. A la salida de cantar los temas, escuchar al menos dos veces "What difference does it make", de The Smiths.

Dios mío, no pensé que me iban a salir tantas. En fin, el próximo día, si tengo tiempo y ganas, análisis personal de las elecciones Municipales y Autonómicas. Tranquilos, amiguetes nacionaliegos, aunque hayáis hecho un papel ridículo en la Tierruca, alguna mención os haré... ¡Risión Cantabriega!

A seguir bien, queridas Almas Automáticas.

martes, mayo 01, 2007

Espartaaaaaaaaaaaaaaa











Se han realizado fotomontajes jocosos creados al rebufo de la película "300" verdaderamente sublimes, ¿o no?














Porque odian

Entrevista de Larry Elder
Porque odian: una superviviente del terror islámico advierte a Estados Unidos es un libro firmado por Brigitte Gabriel. Esta es una versión editada de nuestra entrevista.

Larry Elder: Usted es de ascendencia libanesa cristiana. Cuando escuchó lo que dijo Rosie O'Donnell, que el extremismo cristiano es tan malo como el extremismo islámico, ¿cómo reaccionó?
Brigitte Gabriel: Bueno, no sé en qué país vive, pero yo no recuerdo cuándo fue la última vez que vi a un cristiano decapitar a alguien en televisión, o decapitar a alguien y anunciarlo en Internet. No recuerdo haber escuchado nunca a un cristiano predicar que los musulmanes son cerdos y monos porque están malditos por Jesús, tal y como hacen los musulmanes con respecto a nosotros. No recuerdo la última vez que un cristiano entró en un colegio, secuestró a los niños y empezó a dispararles por la espalda como hicieron los musulmanes en Beslán, en Rusia. [Rosie] debería estar dando gracias por vivir en Estados Unidos, porque si viviera en Irán y se pronunciase contra su país –o contra cualquier país árabe– sería decapitada o vería la mitad de su cuerpo enterrado en el suelo, para ser lapidada.
Elder: ¿Estudió Islam?
Gabriel: No, no lo estudié; lo viví. Crecí en Oriente Medio. Leo el Corán en árabe; no necesito traducción. Una cosa es vivir en un lugar, ser testigo de lo que sucede y proceder de una cultura y hablar sobre ella; y otra muy distinta licenciarse en Islam y vivir dos meses en Oriente Medio para poder escribir la tesis.
Elder: Usted se crió en el Líbano, tenía diez años y vivía en el sur del Líbano cuando militantes musulmanes entraron en tromba en su país y declararon la yihad contra los cristianos libaneses como usted.
Gabriel: Sí, mi 11 de Septiembre ocurrió en 1975 cuando era una niña de 10 años, preocupándome de mis propios asuntos en una pequeña ciudad del sur del Líbano. Yo era la hija única de un empresario y su esposa. Fui bendecida con una infancia maravillosa... me colmaron de amor y de todo aquello con lo que la vida les había bendecido. Sin embargo, nuestras vidas dieron un vuelco porque, en 1975, los musulmanes declararon la guerra santa a los cristianos del Líbano. Mi hogar se hizo pedazos a mi alrededor, enterrado en los escombros, herido mientras los autores materiales gritaban Alá ajbar. Mi único crimen fue ser una cristiana que vivía en una ciudad cristiana. A los diez años aprendí el significado de la palabra "infiel". Recibí un curso acelerado de supervivencia, no en los scout, sino en el refugio antiaéreo en el que viví durante siete años de mi vida con un frío sobrecogedor, oscuridad total, bebiendo agua estancada y comiendo hierba para sobrevivir. Recuerdo que, a la edad de trece años, me puse mi ropa de entierro para irme a dormir, esperando que me fueran a matar. Cuando cumplí veinte, había enterrado a la mayor parte de mis amigos, asesinados por musulmanes.
Elder: Usted califica su libro como un despertador de conciencias. Díganos lo que Occidente no comprende acerca de lo que yo llamo islamofascismo. Y a todo esto, ¿cree que "islamofascismo" es un término apropiado?
G
abriel: Sí, es un término apropiado. Luchamos contra el islamofascismo, libramos una guerra que es mucho peor que el nazismo y que nada contra lo que hayamos luchado antes porque ni siquiera los nazis animaban a sus hijos a atarse bombas a sus cuerpos para después celebrar sus muertes y las de sus víctimas. Los islamistas están animando a sus hijos a morir.
Elder: Hay 1.200 millones de musulmanes en el mundo. Analícelos por ideología.
Gabriel: No todos ellos son radicales. Estimamos que los radicales son entre el 15 y el 25%; eso se traduce en entre 180 y 300 millones de personas como Mohammad Atta, que están dispuestas a ponerse cinturones explosivos y llevar a cabo atentados suicidas. De acuerdo, son una minoría, del 15 al 25%, pero 300 millones de Mohammad Attas preparados para esparcir su sangre por Occidente... Bueno, el resto de ellos desprecia a Occidente, odian nuestra cultura, nos creen moralmente corruptos y piensan que estamos corrompiendo al mundo y que somos una influencia tan mala que es necesario pararnos a cualquier precio. Pueden no estar dispuestos a cometer atentados suicidas personalmente, pero se sentarán y animarán y apoyarán a los que sí que están dispuestos a matarnos.
Elder: ¿Estamos ganando?
Gabriel: No, estamos perdiendo.
Larry Elder: ¿Qué provocó la invasión de la yihad en el Líbano de 1975?
Brigitte Gabriel: A comienzos de los años 70, el Líbano era un país de mayoría cristiana, una república muy parecida a Estados Unidos. Prosperamos. Nos centramos en hacer crecer nuestra economía. Éramos multiculturales, justos y tolerantes, y teníamos una política de fronteras abiertas. Recibíamos a todos en nuestro país, porque queríamos compartir la occidentalización que habíamos creado en Oriente Medio. Desgraciadamente, muchas de las personas que vinieron no querían asimilarse y adoptar costumbres occidentales, sino que querían arrastrarnos a su cultura islámica tribal. Hacia 1974, los cristianos dejaron de viajar. Nos convertimos en prisioneros en nuestros hogares y ciudades porque los musulmanes creaban controles en calles y carreteras que cambiaban continuamente de sitio. Nuestra religión estaba escrita en nuestro carnet de identidad, de modo que los musulmanes detenían los coches, examinaban los carnets y si correspondían a una familia cristiana, les disparaban a sangre fría. A toda la familia... Fundamentalistas musulmanes empezaron a llegar de todo el mundo árabe para luchar junto a los musulmanes del Líbano.
Elder: Háblenos del islamofascismo en Occidente.
Gabriel: El Center for Religious Freedom se infiltró el año pasado y recogió doscientas publicaciones de algunas de las mezquitas más prominentes de los Estados Unidos. Esos libros, proporcionados por el Gobierno de Arabia Saudí a las mezquitas norteamericanas, enseñan a los musulmanes a vivir en territorio infiel y les dicen cómo tratar con los infieles. Estas publicaciones saudíes instan repetidamente a los musulmanes, y cito textualmente, "a odiarlos por su religión", refiriéndose a cristianos, judíos, ateos y todos los demás. Afirman que la justicia, la libertad, la hermandad y la igualdad provocan todos los problemas del mundo. Esto se está enseñando en las mezquitas.
Hay cosas aún peores. Afirman que es el deber religioso de todo musulmán imponer el Gobierno islámico a cada uno de los países del mundo. Este deber religioso es vinculante y una sagrada obligación de la yihad. Muchas personas no se dan cuenta de que bajo la bandera del Islam los musulmanes mataron a niños en Israel, masacraron a niños en el Líbano, mataron a los coptos de Egipto, asesinaron a armenios en Turquía, mataron hindúes en la India y expulsaron a más de 900.000 judíos de territorio árabe. Todo eso sucedió antes de que pusieran sus ojos en Occidente y antes del 11 de septiembre de 2001. Esta es la religión del Islam.
Elder: ¿Existen musulmanes moderados que condenen a los radicales, que no se sientan amenazados por la democracia?
Gabriel: Sí, pero yo los llamo musulmanes practicantes y no practicantes. Creo que es una descripción mejor que "moderado" o "radical". Un musulmán practicante acude a la mezquita, reza cinco veces al día, no bebe, cree que Alá le dio a la mujer para ser su propiedad:-para pegarla, para lapidarla... Cree que cristianos y judíos son monos y cerdos porque están malditos por Alá. Cree que es su deber declarar la guerra a los infieles porque son los enemigos de Alá. Eso es un musulmán practicante.
Un musulmán no practicante ya no va a la mezquita ni reza cinco veces al día, toma un vaso de vino ocasional y cree que la mujer es igual al hombre. Cree que no puede asesinar a su mujer porque quiera hacerlo. No cree en tener cuatro esposas sólo por placer sexual. Ya no cree que, como musulmán, tenga el deber de matar a los cerdos y los monos que han sido malditos por Alá. Un musulmán no practicante tiene educación, es un intelectual que cree que el Corán –redactado en el siglo VII– no se aplica a los estándares de hoy, y que el Islam necesita reformarse. Esos musulmanes sí existen y viven en Occidente. Sin embargo, forman tal minoría –estimamos que cercana al 2%– que son irrelevantes porque es la mayoría la que está provocando el problema ahora.
Elder: ¿Qué debería hacerse?
Brigitte Gabriel: Clausurar nuestras fronteras. Tenemos terroristas atravesándolas. Al Qaeda está trabajando con el MS-13 [la mafia salvadoreña Mara Salvatrucha], introduciendo terroristas de Al Qaeda en el país. Hezbolá está haciendo lo mismo. Estimamos que ya hay miles viviendo en Estados Unidos. Hamas está aquí, tiene células en más de cuarenta estados. También tenemos que reformar nuestros programas de inmigración y visado. Necesitamos monitorizar quién está entrando en el país y por qué. Necesitamos incrementar la Inteligencia humana, lograr ese elemento humano que recopila información; lleva años establecer confianza con el enemigo con el fin de sacar secretos de ellos. En cuanto al fichado, quiero que todo el mundo que encaja en el perfil de un terrorista sea fichado. Tenemos varones entre los dieciséis y cuarenta años de edad que han cometido actos terroristas por todo el mundo en nombre del Islam. No son ancianitas de Ohio con canas. No son niños que van a Disney World por sus vacaciones de Pascua.
Elder: ¿Qué sucedería si un demócrata ganara las elecciones del 2008?
Gabriel: Estamos condenados. Nuestros enemigos quieren que ganen los demócratas. Estas últimas elecciones, las páginas web yihadistas lanzaban las campanas al vuelo y afirmaban que los demócratas son nuestros aliados la guerra contra Estados Unidos... y quien venga a continuación va a tener que lidiar con los mismos problemas que Bush.

viernes, abril 27, 2007

Peter

Peter
Carlos, su novia y su hermano animando
Carlos, desmadejado
La tarde desfila, aburrida y soleada, ante nuestros ojos. No hay ganas de estudiar, ya se hará por la noche, que hay mucho menos ruido. Elías mordisquea despreocupadamente un fuet, con piel y todo. Me recuerda a Terra. Abro las persianas y las ventanas del cuarto, Javi ha creado una simbiosis con sus calcetines de rayas y fruto de ese amor, una vaharada de queso podrido mana de sus pinreles. Suenan éxitos de los noventa en la radio y los tarareo casi coránicamente. Ruidos en la calle. Enciendo mi tercer cigarrillo del día con mi veterano mechero amarillo de cincuenta céntimos superviviente de dos lavadoras. Javi revisa unos planos para su examen del día siguiente. Conversaciones de baja calidad, bostezos, eructos, ahí estamos, repanchingados, haciendo la digestión.

Y de pronto, se abre la puerta. Y él entra. Sin afeitar, sin peinar, la misma ropa desde hace cuatro días, hurgándose la nariz, mirada perdida, con una sonrisa (más bien mueca) que es genial compendio de frustración, ansiedad y nerviosismo. Ni saluda. “Hazme un hueco”. Se tumba en la cama de su hermano Javi, con las sucias y añejas playeras sobre el edredón. Es ahora el otro orificio nasal el objeto de sus minuciosas prospecciones. Se hace el silencio. Esperamos paciente y estoicamente el inicio de la exposición de su monotema desde hace cuatro meses. “Quiero follar ya”, dice, mirando al techo de la habitación, “¿Por qué no tengo derecho a echar un polvo? ¿Es que mi novia es asexual? ¡Es que me mato a pajas, tío! O follo ya o me estalla el nabo”. Suspiramos. Volvemos a suspirar. Nos tiene hartos pero a la vez le compadecemos. Seis meses con novia formal y no la ha logrado encamar. Seis meses contando las penas a toda la residencia, a nosotros tres con especial saña y paradójica delectación. Y entre pena y pena, perpetra asaltos a los armarios de los compañeros de edificio en busca de patatas fritas, galletas, pipas, cacahuetes, yogures y tentempiés ajenos similares. Así es Carlos, más conocido como Peter, pues por todas las habitaciones de la Residencia se pasea como aquél iba por su casa.

Peter, el salido pervertido sexual: “quiero que me la chupen” “me encanta el sexo” “vámonos de putas, tío”. Carlos, el salido desesperado (véase supra). Peter, el asaltadespensas: “oye, te cojo unos Cheetos” (cuando ya los está masticando con fruición). Carlos, el de las preguntas absurdas: “¿por qué te gusta el queso? ¿a qué huele un coño? ¿quién era peor, Hitler o Stalin? Oye Diego, tú que eres de Cantabria, ¿cuánto dinero gana al año el Banco Santander?”.

¿Dos personalidades, como el protagonista de El Club de la Lucha? A día de hoy, a ciencia cierta, nadie lo sabe. No obstante, el merchandising que se está generando a su alrededor últimamente, parece no conocer límites. Poemas, vídeos, documentos de audio, hasta cómics. Muy pronto, el mundo conocerá de las historias de este ilustre guadalajareño. La Humanidad no lo merece, no, pero está obligada a saber de su existencia. Por imperativo moral. Por el bien de Peter. Aunque, como él mismo dice, “¿no será mucho forzar?”.


martes, abril 24, 2007

Adivinen por qué me encanta esta canción

Siniestro Total “Ayatolán”

Puedes llevarme al Irán
Y presentarme al Imán
Pasearme por Teherán
Y mandarme al frente de Iraq

Puedes colgarme de los pies
Y fusilarme también
Cortarme las manos sin piedad
Y llevarte a mi chica ye-yé

Ayatolán, no me toques la pirola
Ayatolán, no me toques la pirola
Ayatolán, no me toques la pirola más

Sabes que no soy el Sha
Pero, en el nombre de Allah
Te lo pido una vez más
No me toques la pirola jamás

En el desierto me verás
Bailando el cha-cha-chá ¡cha-cha-chá!
Soy un enemigo de Allah
No me gustan la rumba ni el jazz

Sólo vine a comprar pan
A mí todo me sale mal
Sólo vine a comprar pan
Y me enseñasteis el Corán

En el desierto me verás
Bailando el cha-cha-chá ¡cha-cha-chá!
Soy un enemigo de Allah
No me gustan la rumba ni el jazz

Ayatolán, no me toques la pirola
Ayatolán, no me toques la pirola
Ayatolán, no me toques la pirola más…

miércoles, abril 18, 2007

Habla bien, coño

“Mira, una legartija” “Mama, por Dios, se dice lagartija, habla bien”. Esti brevi piru no por ello curiosu diálogu ocurrió nel pueblu’ mi huela, los Tojos (Cahuérniga), jaz ya tiempu. Algu que paez asín en prencipiu tan trivial y carenti’ la más mínima emportancia jue una’ las primeras “chispucas” que jicieren saltar en mí la curiosidá pola manera’ parlar que tiein en tovía muchos pueblos de la Tierruca. Dun primer golpi’ vista paez sin duda que no nos alcontramos más qu’elanti una pléyade’ vulgarismos propios de gentis más bien iletrás, quando no iletrás por enteru. Así al menos creía de críu. Con esto’ los estudios y demás, la literatura, la historia, el mi enterés polos idiomas, n’especial polos de raiz latina (por proximidá, supongo, no en baldi tolos idiomas hablaos en España, menos unu, son de tal origen), empenzé a dami cuenta de ciertas cosas que jicieren cambiar el mi paicer inicial. Observaba que gran cantidá’ las palabras qu’usaban los viejos (y no tantu), no eran “vulgarismos del castellanu”, sino que hubía nellas, quando menos, un arcaísmu, y era com’un pequeñu tresporti a épocas anterioris… Y mi sentí tovía más orgullosu’ los mis orígenes…

Y no por creerme que en Cantabria existía un idioma diferenciado del castellano. Y no por creerme, a su vez, la patraña de que Cantabria era una nación oprimida por el “Estado Español”. Y no procedí, (pseudo-)consecuentemente a recoger frenética y desordenadamente, todas las palabras que iba encontrando por los pueblos de Cantabria, hacer un emplaste con ellas, remezclarlas, tomar (con frecuencia, erróneamente, como hacen muchos) los términos más diferenciados del castellano moderno, desarrollar una ortografía adornada con múltiples incongruencias y machacaetimologías (y mutantes, cambiando cada dos por tres, síntoma claro de su inseguridad y poca idea). Y desde luego, no la usé como arma arrojadiza a través de un partido que reclama, sin tener ni puta idea acerca de ello sus miembros en la mayoría de los casos, la “oficialidad”, la independencia de mi Tierruca, ni locuras similares.

Desde un principio, y siempre en mi humilde opinión, consideré el habla montañesa como un dialecto arcaizante del castellano, con ciertas particularidades. Consideré el castellano como un producto de la evolución hacia el sur del dialecto latino hablado en esta tierra en los primeros siglos del Medievo. Me daba cuenta de que gran parte del léxico castellano no era más que una nueva evolución de las palabras surgidas en la actual Cantabria. Las hablas de Campóo son, para mí, viva muestra del inicio de esa transición. No obstante, con la fijación y la universalización de la lengua castellana por todos los territorios del antiguo Reino de Castilla, del que Cantabria era parte, las viejas hablas montañesas habrían sufrido tal proceso de “castellanización proveniente del sur”, que de aquel dialecto cantábrico inicial no habría quedado nada más que un difuminado sustrato, que continuaría, sin embargo, influyendo en el léxico y gramática importados del sur. Así pues, considero que, en la actualidad, en Cantabria se hablaría un único idioma, el castellano, salpicado de arcaísmos cuyo origen se remontaría a las hablas que ya he citado anteriormente. Para nada se puede hablar en la actualidad de una “lengua cántabra” que no existe, y cuya estandarización llevaría a la creación de una lengua artificial rayana en el esperpento (que no esperanto). Porque, a diferencia de la gran labor llevada a cabo por Elio Antonio de Nebrija en el siglo XV, aquí no nos hallamos con una serie de dialectos de un idioma (en este caso, considerando al castellano ya un idioma netamente diferenciado de su padre, el latín) hablados con tremenda vivacidad y compitiendo por la oficialidad. No. Nos encontramos con un dialecto para nada separado del idioma del que proviene, sin vivacidad alguna, y con una funcionalidad actual indudablemente escasa.

¿Qué enormes diferencias separarían el “cántabru” del castellano? A lo sumo, léxicas. Gramatical y sintácticamente, las diferencias son prácticamente nulas. ¿Neutro de materia? Aparte de usado de manera marginal, se emplea en muchas otras partes de la Península, Castilla incluida. ¿Enclisis pronominal? Usada también de manera marginal y en zonas concretas de mi tierra, también “empléase” en castellano literario y en lenguaje jurídico. ¿Qué decir de la hache aspirada? Empleada en zonas de habla castellana, Andalucía especialmente. Ello además da pie para pensar que los reconquistadores medievales, procedentes de Castilla (y, a su vez, de Cantabria), aspiraban la f inicial latina, sustituyéndola por una hache, aspirada al principio, muda en la actualidad (farina-jarina-harina). Actualmente, a partir de Campóo, esta aspiración o desaparece o se usa con mucha menos frecuencia.

Sólo he puesto algunos ejemplos. Si aún creéis que el habla montañesa es un idioma separado del castellano, volved a leer el texto en voz alta por mí arriba escrito, y comprobad si os resulta difícil su comprensión (oral o escrita, lo digo por si alguien me echase en cara que el portugués escrito se comprende sin demasiadas dificultades, pero el oral…). He de decir que, negándome en todo momento, en congruencia con mi postura al respecto, a incluir giros, modismos, expresiones y particularidades gramaticales propias de alguna parte de Cantabria, lo he creado conforme lo haría un hablante del dialecto montañés de mi querido Valle de Cieza. La ortografía he intentado que sea lo más congruente posible, respetando, eso sí, las etimologías cuanto he podido.

Ahora bien, tras lo dicho, habrá quien piense que mis ideas no casan muy bien con el texto del principio. ¿Creo, por tanto, que debe desaparecer el habla montañesa? Para nada. Desaparecerá si el curso natural de la historia y los hablantes de la misma así lo deciden, pero nunca estará de más (al contrario), y si ello ocurriere, llevar a cabo las pertinentes investigaciones sobre los orígenes de estas hablas, que lo son, a su vez, y conforme he expresado con anterioridad, del castellano. Por eso me gusta escribir de vez en cuando algún texto en dicho dialecto, por eso, cuando me cabreo o me “alegro”, mi acento se dispara sin ataduras, por eso recojo y anoto palabras que considero algo más que “curiosas”, por eso, rabel en mano, canto coplas en el dialecto montañés. Porque estoy orgulloso de mis orígenes, orgulloso de Cantabria, de su contribución a la conformación de la Nación Española, desde Finisterre al Cabo de Gata, desde el Machichaco a Tarifa. Y el dialecto montañés es vivo testimonio de esta contribución. Y por eso me dan lástima y vómito aquellos que usan un dialecto que apenas conocen o si lo hacen, es de oídas y mal, como arma arrojadiza y como palanca de odio hacia un país, una historia, que creen conocer y conocen precariamente y de manera sesgada. El habla montañesa (y la pasiega, la lebaniega, etcétera), no merecen estar en manos de esos manipuladores, no merecen estar en manos de esos cutres intoxicadores. No. No lo merecen.

Y para terminar, como dijo aquél

Viva Cantabria, viva
Viva el pueblo montañés
Que si la Montaña muere
España perdida es

domingo, abril 08, 2007

¡Caviar del Caspio!



Pequeña muestra de lo que puede dar de sí esta página.

ESPAÑA, ¡CUÁNTO TE QUIERO!


"Y nosotros!, nosotros también te queremos España. Si la cinta-casette temática surtida de artistas nacionales variados, ya de por sí, siempre supone una apetitosa propuesta, este integral de "forofos" de la Patria eleva nuestro interés neto por su contenido muchos grados. Porque, ¡claro!, asimilar de una tacada a El Fary, Manuela, Los Rocieros o, incluso, Juanito Villar, no es moco de pavo. Y si de postre el gran Tony Genil remata el menú la cosa ya toma tintes opíparos. Sí, amigos, sepan que el Genil, a quien sin duda han visto últimamente en esas televisiones de dios preparar tortillas y comistrajos alternativos en cocinas paralelepípedas de diseño restrictivo, arrastra, entre otras habilidades, una trayectoria musical a sus espaldas como para echarse a temblar que ya quisieran para sí otras estrellonas del candelero frikopecuario. Caviar del Caspio les presenta como muestra de esta compacta carrera su colaboración secundaria en este pedazo de recopilatorio fechado en el año 1982 (¡vaya!, otra vez sale por aquí el añito de marras) que espero les ayude a sobrellevar estas jornadas de reflexión y participación democrática que se nos vienen encima."
Esta es la España que no trago.
Así son los nacionalistas/independentistas/socialista-internacionalistas de sus diversas regiones que enmierdan este país. Y se creen muy distintos de esta caspa. Ay, que me da la risa floja.
¡Iñaki, cuánto te quiero!

martes, abril 03, 2007

Arrebato surreal: los pantalones maléficos.


Humilde homenaje al blog de Noé, http://noeortega.blogspot.com , que no sé cómo aún no he puesto entre mis enlaces.


Mis pantalones y sus ojales del infierno.


MEME

He sido designado por Adrián para continuar este juego iniciado por su hermano Noé, consistente en "abrir el libro que tengamos más a mano por la página 139, escribir las cinco primeras oraciones del segundo párrafo, y 'nominar' a tres personas más para que continúen la cadena". Siguiendo el rastro de las personas que te lo han enviado, puedes descubrir un rastro de extractos diferentes que han ido dejando las personas que participaron en esto antes que tú. Pues nada, ahí va lo mío. Original es, divertido, ya no creo. El libro no es otro que la Ley de Enjuiciamiento Criminal,Texto promulgado por el Real Decreto de 14 de septiembre de 1882. No tenía otro libro más a mano. Pues bien, en el segundo párrafo de la página 139, pone lo siguiente:
"Art. 427. Cuando el testigo no hubiere de comparecer ante el Juez instructor para prestar la declaración, se harán constar en el suplicatorio, exhorto o mandamiento que se expida las circunstancias precisas para la designación del testigo y las preguntas a que deba contestar, sin perjuicio de las que el Juez o Tribunal que le recibiere la declaración considere conveniente hacerle para el mayor esclarecimiento de los hechos."
Y no sé... Pues nomino a Terra, a Belmonte y a cualquiera que, leyendo mi blog, tenga uno propio y tenga ganas de jugar. Ni idea.

jueves, marzo 29, 2007

Montaña mía, allá voy

Por fin, tras mes y medio en el universo matritense, retorno a mi amada Cantabria, mi patria chica, de la que me siento tan orgulloso. Madrid no está nada mal, pero la tierruca es la tierruca. Me he traído hasta el rabel, para abstraerme entre tanta hora asquerosa de estudio. Lo cierto es que tanto el instrumentillo como mi "deje" al hablar han causado sensación entre mis compañeros de residencia (hasta he sido "filmado" ejecutando un sencillo concierto, penoso). Joder, yo creo que no es para tanto. Beni, Terra, ¿tengo acento al hablar? Supongo que no lo notaréis al ser cántabros también, pero como sois de zonas más "civilizadas"... Además, se me habrá pegado ya parte del acento madrileñoide, ¡maldición!
Bueno, el Zieza se pone inmediatamente a hacer la maleta mientras canta unas coplas a lo pesao. Cantabria, allá voy. ¡Viva Cantabria!
(...y viva España...)